09/12/2005

Mundo difícil

¿Desde cuándo soy tan popular para que tantas personas pidan post nuevo? Estando la red tan llena de muchachitas que le escriben poesía a los silencios incómodos que tienen con sus novios y que suben fotos de sí mismas con el contraste movido en photoshop para conseguir ese toque coqueto-ñañaroso que tanto les gusta, y ustedes vienen a molestarme a mí. ¡Varoncitos, vayan a ligarse a esas señoritas! ¡Señoritas, vayan a... a... clases!

A mí déjenme en paz con mi silencio y con mi dolor. Con mi gingivitis. Porque tengo gingivitis. Una gingivitis terrible. Con mucha sangre. Y me está saliendo (pésimamente) la muela del juicio. Las dos cosas al mismo tiempo. Lo cual es absolutamente injusto. 22 años de feliz ignorancia del dolor de muelas y, de repente, un doble e infernal dolor de muela. De la nada.

Todas las certezas que he tenido en mi vida se tambalean y caen. Se hacen polvo. Si puedo tener ese dolor dental, al que yo me creía inmune, puede darme cualquier cosa. Tengo miedo de despertar un día con lepra. Con la peste negra. Devastado por los cólicos. Con el mal del pinto. Con una cola. O peor, convertido en un pez golondrina.


Que están regachos, vean. ¿´Sa mamada? Es gachísimo.


Pinchi mundo difícil en el que vivimos que tiene dolores de muela y peces golondrina y ustedes preocupados en ver si posteo o no.



14 comentarios:

Angélica Maciel (Samantha Elliott) dijo...

Lamento que te duela la muela del juicio. Pero sacartela te dolera más. A mí me sacaron las cuatro y una tardó en sacarse cerca de dos horas, abriéndome las comisuras de la boca. Sangrerío. Espero que te mejores, porque el dolor de muelas es comparable a un parto. Si no quieres agragar entradas pues nomás no agregues y ya, uno que humildemente expresa sus ideas, es todo. Lamento no conocerte. Por cierto, espero que hayas visitado mi blog, pero sobre todo que lo hayas leído. Porque lo que detesto es precisamente los poemas que ni son poemas sino pensamientos de cartita y postales, además de escribir ñoñerías. Como muchos que en efecto hay en la red. Mejórate, y quita esa cara de pez golondrina, anda, sólo queríamos leerte, sonríe.

Abominable Mario Flores dijo...

Hey: Ese saco no tenía tu nombre en él. No te pongas tan rápido un saco que no es tuyo.

Te agradezco la atención que le prestas a mi blog.

Pareciera que últimamente solo abro la boca para ofender a alguien. Y no nada más a los fóbicos a la sangre.

Oooouch, estoy sangrando un chingo.

Corriendo despacio dijo...

¡Cuánto azote hay en vuestra alma! Lamento lo de la muela , la verdad a mi me salieron y ni cuenta me dí , supongo que la vida me dio unos tokens extras en ese departamento . Yo no pedí posteo mano , pero se agradece encontrar cosas nuevas por aquí (aunque sean doloroes de muelas) Saludos

Seraphim dijo...

Hay si, hay si, y me ofendes a mi porque y entonces que voy a hacer yo, que no quiero ir a ligarme a esas señoritas...

snif snif...

Marionomecomprende

chileprieto dijo...

Que difícil es concebir que durante un dolor existe un placer, y que por naturaleza estan unidas.

Muchas mujeres comparan el dolor de muelas con un dolor de parto, y que se compensa con la felicidad del nacimiento ser su querido ser...

En verdad te deseo que despues de que llegue a cesár tu dolor de muela y demas males que te aquejan, tengan posteriormente momentos de verdadero placer; y de mosntruo de las profundidades, pasaras a sentirte el guapo de tu colonia.

Chao y que te repongas.

Abominable Mario Flores dijo...

Si... me habia quedado pensando...
Pus el post no esta ofensivo, no mas que de costumbre.
Y si soy un grosero con los lectores, y si soy un azoado, y si no comprendo al Serafo, ¿que? Igual me estan sangrando un chingo las encias.
Ooh, esto es muy grotesco.

Aunque ahorita que estoy en el servicio, resulta que también es la excusa definitiva.

-Mario, carga este bloque de material extremadamente pesado y forma indefinida y llevalo a una locacion indeterminada ubicada a extensa distancia de aqui
-Ijole, es que mira
-AGH olvidalo vete a sentar al sillon comodo y toma mi dinero y vete a Los Cabos no me sangres encima

Me dedicare a disfrutar la circunstancia hasta que sea hora de mi cita con el dentista, que ahorita mismo es la persona que mas me hace falta en la vida

Abelina dijo...

Ups, que mal!
Pero comprendo tanto tu dolor, yo siempre soy motivo de burlas porque cuando sufro un dolor por pequeño que sea (para los demás, claro, como ellos no sienten las cuchillas del dolor en su carne pecadora!), anuncio solemnemente mi próxima muerte y me tiro a morir en cualquier rincón, qué caso tiene ya la vida sí el punzante dolor la gobierna!

Que te mejores, o que se te quiebre una pata!!
Ah, no, eso es para los teatreros, jeje

Seraphim dijo...

Por lo menos come limon, sal y chile, asi sabe más rico la sangre.

Si, soy raaaaro.

Un Bob nuevo y mejorado dijo...

mario, tu emputado comentario me ha hecho reir incontrolablemente.
la imagen de ti con un signo de interrogacion en la cabeza buscando en internet a John Caeg y descifrar si se trata del mismo que mortal kombat son como un rayo de luz en la desesperacion de una tarea de mas de 30 hojas. que haria yo sin ti chingado?

Malakatonche dijo...

El dolor nos pone más sensibles que de costumbre, usté no se ande disculpando de ná, mijo.

Buches de Amosán para los ardores, no es animalito del bosque para que lo cure la brisa y la providencia.

Es un nuevo rito de maduración eso de las muelas: a los 22, yo tambor tuve una triifurcación de padecimientos: infección en micro-hoyito en la parte mas recóndita de una muela(atrás, hasta arriba), que por dentro se hizo tamaño boquete y que me ha dejado con un 12% efectivo de muela(ahorita tengo una cosa plástica resina o algo así); aparte, yo tenía 2 muelas del juicio en tamañas circunstancias: una brotando a la malagueña, la segunda acostada y empujando todos los demás dientes y por último, un diente en el paladar que nunca brotó (es decir, me queda en el repertorio uno de leche) y que amenazaba con brotar en pleno paladar.

Todo lo anterior al mismo tiempo, pujando, apretando, el rostro hinchado, dolor que no deja ni caminar derecho (quesque todo se afecta en la cabeza), no es posible masticar, no me mires, etc,etc,etc.

Un mes después dejé de ser el hombre elefante. Usté ni chille: lo suyo es la nada.

Mr. Cougar dijo...

gingivitis... peste negra... y luego ese pescao' oloroso... puaaaaajjjatelas!!!

Ministry of Silly Walks dijo...

Para la gingivitis, amosol.
Para el dolor de la muela del juicio, nimesulide. En una de esas se le olvida salir, como a las mías.

Qué pinchi animal tan feo el pez golondrina.

Anónimo dijo...

ni te quejes, si tienes gingivitis seguro es por tu culpa, no te lavas bien los dientes ni usas listerine. disculpa, pero no tengo piedad de alguien que se queja por eso, no cuando me acuerdo de alejandro, a quien no tuviste la fortuna de conocer, quien a sus escasos 22 años murió de cáncer de colon. así que cuenta tus bendiciones.

lulu

ah, y al paso que vas, seguro a ti también te dará cancer, pero en los pulmones.

eLeNa dijo...

ouch! el comentario de lulu es feo. a uno de mis compañeritos-coreografos horripilantes de la prepa le dio cancer de colon y aún no muere. era una mala persona, no es que se lo merezca, pero ps es el karma.
qué te dije, mario flores? eran las muelas del juicio y tu necio con que las encias y su puta madre. ya ves. te las van a sacar las 4? sale bien caro, cuando vienes chuecas, ponte a ahorrar por las recochinas dudas.