10/06/2007

París, tus calles huelen a pan

Seguro muchos de ustedes, gente sin trabajos de tiempo completo y esclavos escapados de las plantaciones de Alabama o que ganaron su libertad matando leones en el circo romano, asistirán proximamente al cine de su barrio a ver París, te amo. Háganlo, es una linda película dedicada a la Ciudad Luz (díganle así sin sentirse como un agente de viajes de Aeroméxico gay), compuesta de 18 cortos dirigidos y actuados por puro viejo conocido de la pantalla grande, cuyo único error es no explotar más los senos perfectos de Ludivine Sagnier.
Para una lista de la multitud de chingones que trabajaron en ella, dar click aquí.

La mayoría de los cortos le manejan el feeling de que en París las calles huelen a pan, la temática de que hasta el más nerd del departamento más chiquito del edificio más viejo puede ligar, y eso de que a los negros les va remal y por eso luego se sienten y voltean coches en llamas. La gran decepción es el corto de Sylvain Chomet, el director de Las Trillizas de Belleville, quien por alguna razón pensó que era una excelente decisión hacer un corto sobre mimos, hazme el cabrón favor.

La cereza del pastel es el último corto, 14e arrondissement, una maravilla dirigida por Alexander Payne sobre el viaje especial a París de una cartera de Denver. Gran corto con el mismo feeling de la uruguaya Whisky, que se siente como un Domingo muy duro: voto por él como el más triste, el que más me dolió que terminara, el más cierto, y el más más mejor.


Si se han sentido como este corto, son de los míos.

13 comentarios:

( I_I ) dijo...

Los mimos son "the nigger of the world".

Anónimo dijo...

¿La multitud de chingones que trabajaron en Ludivine Sagnier?

Anónimo dijo...

Bueno, me bastó vérselos en Swimming Pool. De hecho, bastó y sobró. Atascadìsimo. Delicioso

Abominable Mario Flores dijo...

Jaja, buen punto. Que se quede así. Un chingo de chingones trabajando en Ludivine Sagnier.

Lucho dijo...

No he visto la peli, los mimos se rifan, pura melancolia.

Ashanty dijo...

Pues te dirè... yo morìa por ir a verla (aún está en cartelera no?... entonces creo que aún puedo seguir muriendo) pero mis amigos que son unos aguados (y que si están leyendo esto, ¡sí, ustedes son unos aguados!) no han querido ir a verla conmigo, y eso que todos estudiamos francés... en fin, creo que terminaré viéndola sola.

ah si, emmm, uhmmm, ahhh, eeee, ...buen post.

Ruy Guka dijo...

Ya la vi. Excelent (léelo en francés. La palabra anterior, no lo que sigue). ¿Viste dirigió Cuarón y los hermanos Cohen? Y ya, los demás directores no los conozco. Sí, tienes razón, me sentí como en el corto, sobre todo cuando está sentada en la banca del parque pensando en la vida.
El corto que me fascinó fue el del güey que está en el metro y lee en una guía turística que no debe mirar a los ojos. No sé quién haya dirigido ese corto, pero me imagino que fueron los Cohen.
El que no me gustó nadita fue el de la chavita que le canta a los bebés.

lingüistaconsangrado dijo...

Me sigo riendo de la cara de la cartera cuando leyó que a Sartre y Simón Bolivar los enterraron juntos porque se querían mucho.

es mi nombre Berenice dijo...

¡No mames!

Pinche Mario, yo soy una ferviente creyente de que los senos de Ludivine Sagnier son la pura perfección.

Somos almas gemelas.

Royal Majesty Queque dijo...

Amé la película totalmente. La fui a ver sola porque todos se preocuparon por el examen de Medieval, bah, ilusos. Yo me lancé y me llegó el corto del hombre que iba a dejar a su esposa. Esa frase de:

In pretending to be a man in love, he became a man in love.

Grande como las grandes esa frase.

Dame esos cinco!

Jair Trejo dijo...

Hay algo para tí en mi blog.

Y los dejo, que voy caminando al cine.

tazy dijo...

soy de las tuyas... digo, porque me sentí como en el corto, no porque sea como gabriel o el rorro de la foto.

car es diseñatriz dijo...

uuuish y latinoamerica represents con el corto de la mamá latina que deja a su bebé para ir a trabajar cuidando a otros niños :s

yo moquié con esa película, pero ps no es novedad.