13/01/2007

El señor de los múltiples perros

El otro día estuve en el tráfico junto a un señor que paseaba un chingo (pero un chingo) de perros. La experiencia me dejó confundido, y cuestionándome sobre las verdades del universo.


Algunos sostienen que el señor realiza un servicio remunerado a los dueños de los perros que no tienen tiempo de pasearlos; pero yo creo que más bien el señor es bieen inseguro, y sólo así se atreve a salir a la calle después de que su novia de tres años lo dejó por Ramón, el mensajero.

Mírenle la desconfianza con que me veía, ¿qué pedo? Qué bueno que no me echó a sus perros, no habría sabido cómo manejar esa situación.

Lo más padre de la experiencia fue cuando un mastín gigantesco se quiso coger al poodle de al lado, y el señor diestramente controló la situación jalando la cuerda del mastín (que tenía amarrada del dedo meñique de la maño derecha), pa bajarlo del poodle antes de que se le tronaran las costillas y se le colapsaran los pulmones. ¡Jojo, Madre Naturaleza, eres una picarona!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Em... ta chido el blog... el post este me gusto, pero me han latido mas otros anteriores, perspectiva personal, lo que si es que se ve ricachona la zona donde andabas, por el poniente de la jiudad?

Anónimo dijo...

MMMhhh.... pues supongo estaba necesitado de dinero... yo no haria eso por menos de 100 pesos el perro. no crees?

Erdrick Gounier dijo...

No mamar!!!
Que padrísimo tener tantos perros!!!

Padrísimo tener la lana para darles a todos de tragar!!!

Padrísimo que son de razas chidas!!!

Lo que sí no ha de estar tan padre es para la muchacha que levanta a diario las montañas de caca, piuffff""!"!!!

Si yo... con una histérica y la otra viejita y necia... ya me anda...
Aún así amo los perritos!!!!

Te hubieras bajado y montado en uno!!

Anónimo dijo...

Mario, disculpe usted la familiaridad con la que le escribo, usted no me conoce pero he de confesar que leo su blog, realmente me divierte, usté lo sabe, tiene esa gracia y talento bloggeador; siempre leo sus post y jamás había comentado, pero en verdad este post me conmovió. En realidad no sabría decir si me conmovió mas el el perro de enmedio o el de la derecha, tus ojos o tu boca, pero en verdad tiene el encanto ese del que no puedes darle nombre.

Anónimo dijo...

sabia que la inseguridad en el df estaba cabrona, pero no tanto

pobre wey

magenta dijo...

bien por los perros!!! no seran obesos por aquello de la caminata

hugo dijo...

cuando veo a esos paseaperros digo que pendejos son los perros. pero luego me recuerdan a las manadas de turistas japoneses siguiendo al de la banderita y me callo.

jaja, dog saexs.

Anónimo dijo...

Para mi que ese guey se pirateo mi idea de entrenar un ejercito de perros para tratar de conquistar el mundo.

Anónimo dijo...

pues que perrito tan gandalla!

Anónimo dijo...

jujuju pobre wey, imagínate ke salgan corriendo todos los perros al mismo tiempo... pss ya valió