23/01/2005

De Don Miguel y su maldad

Ya que Tamara empezó con el tema de los prefectos-mil-usos de Satán, y yo estoy en mi etapa de difundir por internet mis aventuras más coloridas, corregidas y aumentadas, yo quiero denunciar a un prefecto-mil-usos de Satán:
Don Miguel, el encargado de la cafetería oficial de la ENAP.
Primero que nada, Don Miguel es un ser vil. Es bien regañón, bien sentidito, y cuando le pagas con un billete grande te pone cara de que le mataste a la mamá.
Por otro lado, su comida es indescriptible. El jamón de sus tortas es del color que cayó del cielo, sus chilaquiles incluyen diarrea al día siguiente sin costo alguno, y los tacos de guisado te regresan la mordida.
Después, tiene un torcido sentido de la convivencia social. Ante la más insignificante de las efemérides va y arma una pachanga, en la cual se arma de un micrófono y empieza a importunarnos a nosotros pobrecitos estudiantes que solo estamos en la escuela porque queremos un mejor futuro:

-A ver, el joven de la sudadera verde. De seguro que usted tiene muchas novias, y hoy por ser 14 de Febrero debería venir aquí al micrófono y decirles que las quiere a todas ellas.
-Soy gay.
-No importa, pásele usted aquí donde su compañera (un mutante con tentáculos) está dando besos por un peso. Pásele, pásele.
-Pero es que soy g---

-A ver, señorita, joven. ¿Saben qué se celebra hoy?
-Geeh... la batalla de Sopatlán?
-No. Hoy, hace quince años, fundé mi cafetería, por los que les regalo un café.
(Aquí, a simple vista, Don Miguel no está haciendo nada malo, pero es que no han probado ustedes su café. A los únicos seres vivos que les gusta es a las abejas, y porque éstas son muy propensas al suicidio)

-A ver, la muchacha del cabello castaño.
-¿Me habla a mí? Es que ya voy tarde a mi clase.
-No hay problema. Solo quería decirle que está usted bien preciosa. ¿A poco no está bien preciosa, todos? ¿Cuánto dan por ella?


Terrible. Por favor, auxilio. Don Miguel es parte del-plan- del-gobierno-norteamericano para acabar con las escuelas de arte del país. Nos están acabando, uno a uno. Ya contamos veintisiete muchachos desaparecidos. Y el otro día escuché que va a empezar a vender helados. Necesitamos ayuda, y ya.

Posted by Hello

Si lo ve corra.

El color morado indica sarcasmo intenso.



4 comentarios:

Abominable Mario Flores dijo...

Ah Dios.
Me gustó como me quedó la ilustracioncita. ¿Y si pego copias de ella en la cafetería de Don Miguel? Sería lo más... anarquista...r-revolucionario... resistencia civil... que jamás haya yo hecho.

Mm. Soy demasiado frívolo y puqueque para hacerlo.

¿O qué dicen, enapos?

es mi nombre Berenice dijo...

Aplausos a Don Miguel, mi pregunta es ¿te sigues parando por la cafetería?

Luis Ricardo dijo...

Don Miguel me cayó muy bien. Claro que su café necesita dos cucharaditas de nescafé para merecer el nombre. ¿sabías que hay una animación donde don Miguel pelea contra uno de los antiguos directores de la facultad?

Abominable Mario Flores dijo...

Dices locuras, LR. Don Miguel se ha apoderado de tí.
Mmm, no, no sé nada de esa animación que tú dices. De seguro la hicieron poseídos por Don Miguel.
¿Y estaba buena?