23/12/2004

"Tabasco es un edén..."

O por lo menos eso dice la Secretaría de Turismo, así que voy a ir. Y también a Chiapas. Me voy el 25, con mi amá.

Va a ser toda una experiencia: Viajar con mi mamá es como entrar a la Dimensión Desconocida, e iré leyendo un libro de Jorge Ibargüengoitia, "¿Olvida usted su equipaje?", en donde el guanajuatense timbón se cabulea a los viajes mexicanos.

A ver cómo me va. Si no vuelvo a postear, busquen en la Lacandona.

5 comentarios:

Jorge Pedro dijo...

¡buen viaaaje!

Luis Ricardo dijo...

Tonto Simón recomienda por ningún motivo. NINGUNO comas más de diez gramos de pejelagarto en ninguna de sus presentaciones. Mucha suerte.

Malakatonche dijo...

No se le vaya a pasar disfrutar de sus sesos de mono con saborizante de grosella, es totalmente delicatessen.

Y si no, su tamal de iguana es igualmente disfrutable.

Luis Ricardo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Abominable Mario Flores dijo...

¿Mono? ¿Iguana? ¿Pejelagarto? Cuanto bicho hay allá. Vigilaré muy bien que me como, desconfiaré hasta de los Chocotorros y Gansitos.