16/11/2004

Querido diario...

...hoy llegué cansadísimo a mi casa. El tráfico del DF es una afrenta a la razón. Ya me quiero dormir, pero antes quería platicarte que me aceptaron en lo de la maquila de cuadros que te contaba el otro día. ¡Voy a tener mucha lana! Sólo espero no gastármela en flamingos de plástico para el jardín o tontería equivalente.
Otra buena noticia es que por fin le entregaron el depa-de-cerca de la Condesa a mi apá. Ya haré pachanga al respecto, y te lo haré saber con tiempo.

Qué desconcertante, querido diario. Podría asegurar que los de la ventana que se ve desde mi ventana -¿la recuerdas, verdad?- están cogiendo ahora mismo. ¿O están trapeando? Lo primero que me voy a comprar con lo de la maquila es un buen par de binoculares.

Placer hablar contigo, querido diario. Perdóname por no hacerlo más seguido, pero el fin de semestre tira de mis huevos fuertemente.
Tengo que irme, porque acabo de recordar que anoté el teléfono de una muchacha en una servilleta (se me dan muy bien los lugares comunes), y mi papá-fanático-del-orden anda suelto por ahí.

2 comentarios:

es mi nombre Berenice dijo...

Contenta. Me pregunto si tu próximo nivel adquisitivo y social por eldepacercadelacondesa traerá beneficios para mí.
Un gusto de verdad, por fin tendrás esa vida de soltero-guapo-con-dinero que todos queremos tener.
¿Quieres ser mi novio?

Abominable Mario Flores dijo...

Peroquesomosamigosylamadregrurgh.
Pos ahí está mi departamento para que el día que se te antoje que nos enemistemos, reina &;) &;)

Objeción: La vida de soltero no tiene nada de padre.