10/10/2004

Por amor al arte II: ¿Cuál es el maldito problema de Steven Spielberg?

Segunda parte de la emocionante trivialidad que estás leyendo:
Edemege ya se fue a dormir. ¿Quién hubiera podido decir que el concepto de la diferencia de horarios sería para mí motivo de tal regocijo? Yo no, y estoy seguro de que Steven Spielberg tampoco, porque es bien pendejo.
La pendejez de Steven Spíelberg es una verdad manejada por la gran mayoría de los seres vivientes, y es una verdad que pocos se atreven a cuestionar.
"Las películas que hace Steven Spielberg, -quien es un pendejo-, son películas pendejas, llenas de personajes pendejos, que son interpretados por actores pendejos", es una regla. Otra regla es la que dice que en toda regla hay excepciones, lo que la hace una regla muy pendeja porque se da en la madre ella solita.
(Excepción a la regla Spielberg: Jurassic Park porque los dinosaurios estaban bien padres, la vi muy chiquito y así no vale.)
Inteligencia Artificial, Encuentros Cercanos del 3er Tipo, E.T., las de Indiana Jones, la del tiburón ese, la del Private Ryan, la de la lista del Schindler: Pura cochinada. Di lo que quieras, pero no son más que explotación descarada de tus memes culturales.
Te preguntarás por qué tanta pasión antiSpielberg. Es una pasión reciente: hasta hoy en la tarde yo era una persona normal que sabía que Spielberg era baboso, y dejaba que ahí muriera la cosa.
Pero hoy mi mamá, con toda la buena fé del mundo, me ha invitado a ver LA TERMINAL. Tom Hanks y Steven Spielberg me sonaban a desastre asegurado, pero ahí voy de pendejo.
Qué película. No conoce la vergüenza. Es tan feliz a lo borras. Tan complaciente. Tan gringa. Tan mala. Ya la puedo ver pudriendo la mente de México dentro de dos años, en Cinechoc del Cinco, DOBLADA.
Tiene tantos personajes resbalándose y dándose guamazos.
Tiene un malo tan malo.
Tiene unos amigos-y-novia-del-protagonista tan formulaicos.
Tiene tanto horror que nunca voy a acabar con los "Tiene..."
Pero la música: Ahí es donde menos madre tiene, con tanto violincito
en los momentos románticos y música orquestal "como de travesura" cuando están haciendo cosas "como de travesura". Si alguna vez veo el compacto al respecto voy a caer muerto ahí mismo.
Steven Spielberg, ahora lo veo, es el culpable directo de muchas cosas que están mal en las personas, y lo digo en serio. Bujuju, me da el chairo contra los medios de la comunicación, lo cual es engorroso para un comunicador visual, que es lo que dicen que voy a ser cuando termine mi carrera.
Si a tí te cae mal, eres mi nuevo mejor amigo. Y si crees que me la estoy jalando, de seguro eres de los malos.

No se me ha olvidado de qué se trataba este post, lo guardaba para el final: Steven Spielberg no tiene amor al arte.

3 comentarios:

es mi nombre Berenice dijo...

Yo te creo mario... ¡no tiene madre!

Abominable Mario Flores dijo...

Gracias, Niche. Muchas gracias. Tú sí eres amiga. No como Tamara, que en cualquier momento va a aparecer con un post en donde defienda a Spielberg.
Porque... han ustedes de saber... que a Tamara le gusta Spielberg.
¡Ora niégalo, ándale!

Plaqueta dijo...

Y bueno, aquí estoy.
Me gusta Spielberg. Confío en él. La Terminal, ps sí está bien malita y ñoña, pero no me aburrí ni me enojé.
¿Condescendiente yo? Ps sí.