10/10/2004

Por amor al arte I: Algo sobre unas acuarelas.

Hace unos momentos yo hacía una acuarela de esas que hago para meter a concursos de esos que tienen recompensas de esas etéreas. Creo que hago estas acuarelas por el puro amor al arte, que es la misma razón por la que mi abuelita tejía chambritas y por la que los maestros de primaria mexicanos dan clases a cambio de los salarios que tienen. Hacer las cosas por amor al arte es una motivación usada para explicar comportamientos sumamente dispares entre sí.
He dejado de hacer mi acuarela porque Edemege (un grito, por favor) me ha saludado a través del msn, y yo lo he saludado de regreso.
Nuestro diálogo, como de costumbre, mutó pronto a monólogo, porque yo no tengo mucha plática que ofrecer acerca sus temas favoritos; yates, islas privadas, la alta costura de París y Wall Street.
Fue mientras la hacía de receptor pasivo en unilateral circuito comunicativo, que se me ha ocurrido dedicarme a la otra actividad, aparte de la elaboración de acuarelas, que hago por amor al arte: La elaboración de blogs.
Sí, trabajaré en mi blog mientras Edemege me cuenta que está próximo a comprarse su primer país. ¿No soy acaso listo?
Tan listo soy, que en lugar de expresar todos mis sentimientos en un sólo post enorme y monstruoso lo dividiré en dos posts medianos, por el bien de la legibilidad y para que abulte más en la pantalla de tu computadora.
Amor al arte.

1 comentario:

Isabela dijo...

Muy buen blog! :)

besos.