15/10/2004

La mujer cara de caballo...

La Mujer Cara de Caballo (en mayúsculas todas) es la protagonista de una leyenda mexicana de terror. Dicha leyenda cambia según el lugar de la República donde te la cuentan, pero va más o menos así:
Dos weyes (o dos güercos) conocen a una chava (o una morra), bien buenona (o bien maciza), en un antro (o en un estanquillo) y chupan (o pistean) con ella toda la noche. Cuando dan las 12 (o la 1, tomando en cuenta las zonas horario) estos monos se tienen que ir, y se despiden de la chica.
Cuando ya se subieron a la troca (o camioneta) se llaman el uno al otro pendejos (o simples) y deciden regresar con la muchacha a ver si se arma el apañe (o el faje). La encuentran en el malecón (o en la entrada del metro) y cuando el más machín se le acerca observa con abyecto terror que la mujer TIENE ROSTRO DE CABALLO.
Ahí se corta la leyenda, y nunca se sabe si los dos galanes se sobrepusieron al sobresalto y armaron un faje por demás zoofílico; o si la posterior averiguación de la PGJ determinó que el alcohol que se vendía en el local donde nuestros héroes bebían poseía propiedades alucinógenas, o qué pedo.
¡Buuuu!
¡Buuu, godammit!
¿A poco no espanta?
No, claro que no lo hace, porque lo estás leyendo en tu pachoncito cuartito de la compu, y todos sabemos que el éxito de una historia de terror está en dónde y cómo se cuenta. A la otra te llevo al bosque del Ajusco y te la cuento, y ahí te quiero ver.

Pero yo no quiero espantar a nadie: Yo lo que quiero es que me cuenten cuanta leyenda de terror MEXICANA conozcan, porque con unos amigos estoy armando un proyecto de ilustraciones de monstros mexicanos. Ya contamos a La Llorona, al Chupacabras, a las "brujas", a los perros negros que son el diablo, al Coco, a las Momias de Guanajuato, al Viejo del costal, etc, etc.
Aún no sabemos qué pensar de las vampiras y hombres lobo de las películas del Santo porque huelen a gringo, y tenemos globalifóbicos-combativos entre nosotros a los que les da la alergia de tan sólo pensar en gringo.
Y es más: En un esfuerzo por elevar el interés de este blog, y para tener de una vez por todas algo de qué hablar, ¿qué tal qué hago el dibujito de las más mejores historias de monstruos que me manden?
Vamos, saca a tu abuelita del ropero y que te cuente de nuevo las piradas historias de espantos que tanto te aburrían en tu primera infancia.

12 comentarios:

Plaqueta dijo...

Una vez vi un exvoto (de los de verdad) donde agradecían a la Virgen por haberlos protegido del "chivato del mal". La imagen muestra a un chivito rodeado de una estela luminosa, que no se ve nada malévolo. Y ps ya, no sé más del susodicho.
Sé de una leyenda salvadoreña, que es como una mezcla entre la Llorona y las Sirenas que se chingaban a los marineros.
Y ya.

Abominable Mario Flores dijo...

Pues muchas gracias, pero necesito mexican curious stories. ¡En serio las necesito! Por genéricas que les parezcan las posibles historias que tengan por ahí, compártanlas conmigo. Uno de esos proyectos etéreos en los que siempre me embarco depende de ello.

Andrómeda dijo...

Es como un concurso ¿Verdad? ¡¿Verdad?! ¿Puedo participar en la categoría de "la peor historia"? No es una leyenda, pero igual implica a un TERRORÍFICO ser que aparece. (Voy a descargar todo el peso emocional que esto ha significado en mi vida por años)

Era niña. Mi familia tenía una casa en un pueblo de Nayarit donde pasabamos las vacaciones. Era la noche. Quería salir a la calle (aún no me explico para qué quería una niña de 6 años salir a la calle de noche ¿?). Pedí permiso. Mi padre respondió: "No. Si te sales te va a salir el señor que le da vueltas al tamarindo." No salí y nunca más volví a pedir un permiso semejante.

No sé por qué no requerí de mayor explicación: El señor se aparecía, le daba vueltas al árbol de tamarindos y... ya. No asustaba, no te perseguía con una motosierra, no te sacaba el hígado y colgaba tu cuerpo mutilado como trofeo en una de las ramas, nada, sólo le daba vueltas al tamarindo. A que la historia era mala. Pss, sí. Aún así mi papá logró asustarme.

Era demasiado normal la historia, creo que eso es lo que daba miedo. Después de haberla escuchado no me volví a atrever a voltear de noche hacia el tamarindo, no fuera siendo...

Alguien dijo...

¿qué tal la no-historia del carrito que vende plátanos en las noches? ¿sí lo han visto? no hay historia, la historia es que se supone que vende creo que plátanos cocidos a algo por el estilo. pero el hecho es que jamás nadie le ha comprado un plátano. yo no lo he hecho, nadie en mi casa lo ha hecho, nadie que yo haya conocido jamás ha conocido jamás a nadie que lo haya hecho. y sin embaro todos saben que vende plátanos. yo lo únco que sé es que sólo se ve de noche y bien oscuro, que de adentro de su carrito sale fuego y que hace un espantoso ruido de tuuuuuuuuuuuuuiiiiiiiiiiiiuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!
a mi me da miedo, la verdad. mucho.

Anónimo dijo...

no manches we, te pasas de ver.... kon tu historia, jaja pero esta spr buena we, haber ke dia te chtas otra jajaja.

Anónimo dijo...

al tio y al papa de un amigo de mi cuñado se les aparecio en un pueblo del df

Anónimo dijo...

he tenido la oportunidad de conocer puebla, real de catorce, queretaro, zacatecas, evracruz etc, gracias mi trabajo ya que soy profesor y trabajo mas que nada en zonas rurales, y a lo largo de mis años he conocido mil y un leyendas de mexico,que la verdad me hacen guardar cierto respeto a la noche y a cada rincon que habita en ella, la mujer con cara de caballo, asi como los nahuales que roban niños y no mueren hasta que se les termina su contrato con el diablo, o las brujas que se pueden ver saltar de un cerro al otro del pueblo minero de real de catorce, van de la mano con los brujos y curanderos de veracruz, en fin hay cosas que simplemente estan ahi, y que por mi parte me ha tocado ver y creeme que no son nada agradables, no son hystorias pendejas como el carrito de platanos o fresadas como el arbol de tamarindos! pero son hystorias que la gente de zonas rurales y de localidades donde la electricidad y los servicios comunes y corrienets que tenemos nosotros aqui en la ciudad escacean, yo por mi parte siempre he guardado una distancia entre las personas que se fundamentan como diableros y nahuales, por que he visto lo que hacen en zonas rurales y cerreras, mas que nada en la huasteca y lugares asi, y me parece interesante y de buen gusto que se den a conocer leyendas e hystorias vivas de un mexico que nunca muere y que sigue ahi vivo, para contarnos de cada personaje y leyenda que habita en el,que desgraciadamente los medios y sus heroes televisivo y musicales de porqueria y carton han ido contaminando!!! excelente hystoria y a seguir adelante!! aunque te recomiendo postear acerca de los nahuales y diableros de sonora, zacatecas y real de catorce, es interesante, bye

Iraida Bernal Flan dijo...

Descubrí tu blog investigando acerca de la señora cara de caballo, y es que acabo de ir al pueblo de mi abuelo en Michoacán donde según se aparece. Yo por si las dudas prefería aguantarme del baño para no salir en la madrugada...

Anónimo dijo...

mi tia nos conto una historia cuando era nina la mandaron a comprar junto con otra nina el camino era muy solo regularmente las mandaban a caballo pero esa vez mi abuelo habia prestado el caballo y se fueron a pie, dice que vieron a una mujer como bailando con un vestido muy amplio dice exageradamente amplio que lo agarraba con sus manos y se daba de vueltas pero no le veian la cara,que la mujer volteo a verlas por la otra muchachita se le quedo viendo y dijo que senora tan bonita y mi tia miro a su amiga le dijo correle pendeja ya que al verlas le vieron su cara de caballo ha y dice que tenia cabello muy largo que la trenza le arrastraba al piso como ven esto paso en marquelia guerrero gace como 40 a.

Anónimo dijo...

En Aguascalientes tenemos muchos relatos interesantes (igual y hasta somos la ciudad más embrujada del país LOL). Búsquenlos en el caño, digo Youtube siempre poniendo "Radio Universal". Sólo salieron las hisorias hasta 2006 en CD que vendían en los puestos de calaveritas de aquí (cerca del Panteón de la Cruz, el que según yo es el más embrujado junto con el de La Salud), en el 2007 ya sólo las pasaron por radio. Chéquenlas están chidas, pero quiero conocer de otros estados.

Anónimo dijo...

Yo de niño recuerdo haber visto a esta mujer con cabeza de caballo. Me encontraba en una casa con un patio central con varias puertas, cuando abrí una me encontré con esta mujer. Vestía un vestido largo y blanco muy ornamentado de época y su cabeza era de un caballo color negro. Lo sigo recordando como un hecho real, sin embargo por lo extraordinario y por la edad que tenía, ya no se ni que pensar...

Anónimo dijo...

Que tal la historia del hombre de negro que se aparece después de la muerte de un ser querido? A mi se me apareció como a la semana que falleció mi papa. Estaba en mi cama durmiendo cuando en ese momento me empieza a latir el corazón de prisa y siento una presencia... Instintivamente intento prender la luz del ventilador de techo que hay en mi recamara y veo horrorizado como las tiras de encendido se mueven eludiendo el que yo pueda tirarlas para encenderlas... En ese momento me despierto, y empieza a palpitarme el corazón con fuerza. Consciente de que estoy despierto, veo una silueta en la puerta de mi recamara frente a mi cama y pregunto quien es, pensando que seria mi hermano, cuya habitación esta contigua a la mía. La figura me responde; estarías dispuesto a morir para averiguarlo? Se me acerca e intenta meterse dentro de mi. Por lo que me pongo a rezar y quedo dormido. Tiempo después platique esta historia en familia y una tía me contó que también a ella se le apareció, después de que mi abuelo había muerto...