02/07/2012

Felicidades, Peña.

Estoy genuinamente triste. Nadie con un gramo de cerebro (no controlado por hongos extraterrestres) o que no se haya visto beneficiado directamente, puede estar feliz de que haya regresado el PRI.

Mis papás entran en la categoría de los beneficiados, nos fue "bien" en el príismo. Me alegro por ellos y los amo. No hay forma de que yo me alegre porque haya ganado el partido de las apariencias.

Detesto al PAN y no entiendo con qué cara le echa la culpa a la izquierda de "errar el candidato que presentó" cuando la vagina diferente de su candidata quedó en último lugar y tuvo 12 años para hacer las cosas y las hizo tan mal. Pero aún así, en algún nivel, la incompetencia rampante panista era preferible a la maldad discreta del PRI, ideólogos del chingar culero pero quedito.

Me entristece la actitud que muchos adoptarán, "¿ya ven, para qué andan de revoltosos, si ya todo está comprado?", "¿pa qué les sirvieron sus mamadas de los 132?", mientras los Loretsdemolas y Carlosmarínes y Adelasmichas de este país se ríen y desprecian a la fuerza que quedó en segundo lugar, a la que por derecho le corresponde respeto y reconocimiento.

No sé si hubo fraude. ¿No les frustra nunca saberlo? Sabían que la elección se vigilaría hasta extremos ridículos, así que la porquería empezó desde antes, con telenovelas, despensas, acarreados, guerra sucia, cobertura parcial, gastazos publicitarios. Es un fraude bastante largo y tendido. Qué risa que le hayan llamado "enfermo de poder" a AMLO cuando pienso en todo lo que hicieron y gastaron para ponerte en la silla.

Y así, ganó el mirreyismo, el taxista terco, el tuitero analfabeta comprado con tres pesos y veinte centavos, los bots con los que tendremos que luchar de ahora en adelante, día con día. Y ganó Peña Nieto, que tiene la distinción de ser el presidente que más triste ha vuelto a sus gobernados antes de siquiera comenzar a gobernar.

Pues felicidades, Peña. No has comenzado siquiera y el 60% de los mexicanos te detesta. Ese número va a crecer. No es amenaza, es realidad. Tus televisoras nos pintarán un panorama bien bonito, donde cada día con el PRI será un poco mejor que el anterior, los narcos mágicamente irán cayendo, México crecerá y quizá hasta nos bajes un poco el dólar.

Lo que no van a mostrar es cómo vas a pisotear nuestros derechos humanos. No tendremos ideas de cuántos arreglos se harán en lo oscurito. Las artes no van a brillar, no tanto como Gaviota y sus colegas y sus nuevas telenovelas. No nos enteraremos de las aventuras de tu hija y sus novios que desprecian a la prole.

Pero lo vamos a intentar. No somos el México de los noventa, tenemos redes, celulares que graban, medios de comunicación alternativos. Y aunque te quieras meter en ellos, como ya lo hiciste en la elección, no te va a salir bien, porque tus empleados son brutos y se notan sus artimañas.

Yo no me voy a olvidar de lo triste que me pone que hayas ganado. Ojalá pudiera, pero sé que no me decepcionarás y me lo vas a recordar constantemente.

Felicidades, Peña, por poner triste a una parte tan grande de un país.

22 comentarios:

GONZALO dijo...

Saludos Broo!

Una Marinera dijo...

Así las cosas.
Una lástima.

Aldo Perez dijo...

Grande! post

hugo dijo...

Porque lloran antes de que les peguen? Hay que esperar resultados, pinches mexicanitos pesimistas. Sin ser priista espero que la alternancia en los poderes sea para bien de nuestro país.

Anónimo dijo...

concuerdo con lo mismo bro, saludos y apoyo comunitario!!!!

Ollitzin dijo...

Que bonito. :(

Ollitzin dijo...

Que bonito. :(

Anónimo dijo...

peña no..
No por favor!
Que es lo que quieres que esperemos? Que no los resultados ya estan dichos?

Elis dijo...

Pinches mexicanitos pesimistas Hugo? No mames, hay una historia previa que justifica plenamente el pesimismo y la tristeza...
Me encantaría saber de donde cuelgan el optimismo los "mexicanitos" como tú, que se olvidan de Tlatelolco, del Jueves de Corpus, de Acteal y de Atenco y el sinfín de devaluaciones que convirtieron al peso en talco cada sexenio priísta.
Leer no sobra wey, neta.

Marisol dijo...

Comparto tu profunda tristeza compañero....se siente en el aire esa profunda tristeza y melancolía...

Anónimo dijo...

el 60 porciento de los mexicanos¿¿¿¿¿ jajajajaj si komo no por algo ganoooooooooooo si el 60 lo odiara ubiera perdido pinches perredistas k nunkaaaaaaa van a aseptar ke su partido no es mas ke una bola de grilleros arguenderos y nunka van a ganarrrrrr JODANSE y me vale si se mueren de tristesa SU-PE-REN-LO

La Voluntad como punto de partida dijo...

Y tu quien eres?, un pinche mexocanito optimista?, de que alternancia hablas?, así le llamas al.acuerdo?... jaja que pendejo!

BennyCoria dijo...

Lo mejor que he leído en años! Desde lo profundo de nuestro corazón! Gracias!

Anónimo dijo...

Donde obtuvieron esa cifra del 60%? La he visto en varios sitios, pero nadie cita fuentes

Anónimo dijo...

Soy el anónimo de arriba. Estuve buscando fuentes, parece que basan ese porcentaje en la cantidad de mexicanos que voto ese día. Si no es así que alguien me dirija a la fuente original. Pero no todos están en contra de EPN. No asuman que todos los votantes están con ustedes solo porque los que apoyan a EPN no hacen ruido

Anónimo dijo...

Hay algo que me da risa:

El anónimo que termina su post con un: SU-PE-REN-LO...

Lo único que muestra con su forma de escribir y de "pensar" es que, efectivamente, el autor de este post tiene toda la razón y ha sido brutalmente preciso.

Que no decaiga el ánimo... Somos más.

Abrazo fraternal a todos, todas.

Qwerty dijo...

De la libertad de expresión en delante, están jodidos y no saben lo que les espera.

Bada dijo...

De acuerdisimo!!!!
Toy de vuelta en el blog... beso

Unknown dijo...

No chinges mario pareces profeta , todavia no toma protesta copetes y ya esta ocurriendo lo que escribes.

Anónimo dijo...

I used to be able to find good advice from your articles.
Here is my web page ; overnight payday loans

Anónimo dijo...



No te hagas el sorprendido, los sefardos de closet chairos como tu tienen menos poder como para imponerse.
Sigue histeriqueando.

Anónimo dijo...

Tenías razón querido Mario...