21/01/2008

Amexicanizaje exitoso

Para tomarme un respiro de la comunicación corporativa, bajé a fumar. Un individuo trajeado me dio la mano e intentó hablarme de las bondades del Omnilife, y un microcéfalo auténtico me pidió un cigarrillo.

Y sólo me fumé la mitad del cigarrito. Ah, México, ya te extrañaba.

11 comentarios:

Ara dijo...

Uju!!! Primera.....Realmente no tengo nada más que decir ñ_ñ

Ara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abominable Mario Flores dijo...

Pero qué tímidos.

Miss. Nitroglicerinα dijo...

ps ya regresate

prophet dijo...

yo acabo de dejar de fumar....

......

......

(cuentale unos 5 segundos por puntito)

......

(mas o menos por aqui es donde das media vuelta y te alejas caminando)

.....
.....
....
.

gabriel dijo...

wellcome back


¿Cuándo una peda en que acabemos canturreando ebriísimos?

fabiola, ella, yo. dijo...

No se si prefiero que me reciba un mariachi o un vendedor de Omnilife.
Difícil decisión...

Bob dijo...

!Oh, el sufrimiento!

Charlez! dijo...

por que no un mariachi de omnilife?

Gaby dijo...

O un vendedor de omnilife testigo de Jehová.

be dijo...

sí, a mexico siempre se le echa de menos.