27/03/2006

Motivo de orgullo supremo

Hay eventos en la vida de un hombre en que puede estar orgulloso de sí mismo. Haber puesto cara de fuchi y haber visto feo a la concurrencia durante todo el concierto de Manu Chao es para mí uno de esos momentos.


-Guh, tengo un gorro y mi voz tiene propiedades laxantes

Por favor, se los suplico: Atrévanse a defenderlo pa que pierdan sus cráneos.

6 comentarios:

Malakatonche dijo...


Me gusta el taco sudado,
me gustas tú,
me gusta que me chille la ardilla,
me gustas tú,
me gusta la caspa,
me gustas tú,
me gusta el paracetamol con coca-cola,
me gustas tú.

¿Que voy a comer?
Je ne ce pas,
¿Dónde voy a dormir?
Je ne ce tout,
¿Qué pedo con mi vida?
je suis perdu,
Eso ni es, mi corazooón.


Manu Chao se disfruta, no se vive -queseso-.

rfr dijo...

sicierto, o sea iba a poner el mismo comment que malakatonche!

behave!

Andrómeda dijo...

Manu Chao: una y otra vez más de lo mismo sobre sí mismo. Manu Chao se repite hasta el infinito. Manu Chao es como el García Márquez de la música. Me da mucho gusto saber que no les gusta ni a ti ni a Pan, se vé que son hombre y gato finísimos y conocedores.

Plaqueta dijo...

Yo les dije. ¿Les dije? Les dije.

Mar dijo...

García Marquez es chairo; sí.

dedwhddm. ¿No te digo?

Trompetista de Falopio dijo...

Tssssssoooooooooo. Qué re fresas.