26/05/2005

Visite Chihuahua, ándele IV

En Chihuahua, los humanos comen carne asada, y beben sotol, que es como el mezcal, pero de Chihuahua. Los menonitas comen queso. En la mesa típica chihuahueña se presenta, asimismo, la ubicua enchilada, que también se puede encontrar en San Luis Potosí, Zacatecas, Edomex, Oaxaca, Zumpango, Tetepitla, Atotonilco, Tequisquiapan...Posted by Hello

Eso comen los humanos y los menonitas. Las ratas, por otra parte, comen lo que se les da la regalada gana.

7 comentarios:

Luis Ricardo dijo...

Debieron mandar a treinta cocineros chinos expertos, para que los chihuahuenses le encontraran el gusto a la carne de roedor.

es mi nombre Berenice dijo...

En el totopo hay un signo de interrogación.

Abominable Mario Flores dijo...

Ja!
A veces digo "qué listos y agradables son mis amigos".

Malakatonche dijo...

Hace 15 días, se metió una rata a mi casa, afortunadamente se pegó en una trampa olvidada por la conciencia colectiva y la señora de la limpieza. La tuve que matar yo, porque nadie se le quería acercar por tremendos chillidos que pegaba. A falta de mejor instrumento, le tuve que dar cran a martillazos, y el relleno me saltó en la cara.

¿A quién más se le abrió el apetito?

Si me permite un par de consejitos (para la otra, ahorita ya que):

Cuando me toca dibujar el queso de hebra, uso un color ocrecín para las líneas, eso ayuda a distinguirlo del itacate y "las tortillas en su bolsa" (esa última interpretación es de Luzyfer, no mía).

-El único "pero" que le pongo a su genuino y muy maravilloso dibujo de monogradía Sunrise, es la perspectiva de la mesa (la misma bronca se la ví con el Pulquegioconda)

-No sea tacaño, ¿cómo UN totopo para toda la orden de frijoles?

Pami Yasbeck dijo...

Música de Chihuahua: www.cecyleos.com

Daniel M. dijo...

Hablando de lo que comen las ratas, hay un cuento de Guadalupe Dueñas que se llama Las Ratas(¿?) donde una mujer esta platicando con el bolero que le cuenta que vivio veinte años cuidando un cementerio y que las ratas se comian toditos los cuerpos difuntos de los muertos sin vida. Que luego se les ocurrió matarlas pero las muy canijas reventaban con todo lo que se habian tragado haciendo el ambiente irrespirable. Provechito!

Abominable Mario Flores dijo...

Hay un cuento de Lovecraft que también trata de ratas, llamado Las Ratas Detrás de las Paredes, en donde las ratas, malévolas torturadoras de un profesor universitario (que las oye, pero no las ve), resultan estar detrás de las paredes que sugiere el título. Duh.

Los cuentos de Lovecraft son como aventuras de Scooby Doo, nomás más verborreicas.