23/04/2005

Enano pacheco chimuelo suicida homicida taxista

Hoy tomé un taxi que se veía normal. Resultó ser conducido por un señor enano, que para alcanzar los pedales necesitaba de unas extensiones soldadas a la base de estos; que manejaba de la chingada, era muy platicón, me veía mucho por el espejo retrovisor y se disculpaba muchísimo cuando se equivocaba.
Además, su taxi olía ligeramente a mota. (Ergo...)
Le gritó súbete gordita a una gordita que intentaba con todo el corazón subirse a un pesero en movimiento, y uy qué par de cariñosos a dos chavos gays que iban en el carro de al lado.
Además estaba chimuelo, le faltaban los tres dientes frontales, circunstancia que no le impedía disfrutar del payaso que se traía.
Pero estoy en una pieza, escribo esto, y propongo un brindis por la variedad de los individuos.

¿Que por qué no me bajé? Señores, por favor, saben ustedes que no es tan fácil.

9 comentarios:

Mata dijo...

Si, un brindis.

También por el taxista que conducía el taxi que tome una vez para regresarme a mi casa a las 10:30 de la noche: eructaba cada 30 segundos (cronometrado), no superaba los 30 Km/h, se iba durmiendo y casi se sale de la carretera +- 8 veces.

Malakatonche dijo...

Si es fácil,"señor, me deja en la siguiente esquina, graciaaaas"; preferible a que te ande malmatando en un alto.

Me han tocado taxistas poetas, depresivos, rockers, neuróticos, taumaturgos, mudos, señoras, señoras uniformadas, taxistas "valedores", taxistas paternales, taxistas asustados, etc.

Mi experiencia más traumática fue un vocho manejado por un simpático tonel, cuyo volúmen incapacitaba el resto del asiento trasero (ergo, sólo para una persona); la unidad tenia un hedor tan concentrado a sudor, frijoles, gases matutinos y otros elementos de alto octanaje (encima las ventanas CERRADAS), que mi estómago me reprochó el ambiente denso y me bajé a la cuadra.

Tristán Estar dijo...

Salud por los individuos...

Hoy, en un cuento de Luigi Capuana, leo en el personaje de un doctor que un día lo visitó un paciente. Éste creeía se le había alargado la nariz desmedidadmente. El doctor lo atendió. Le puso gazas, pomadas, lo que sea. El hipocondriaco dio las gracias y se fue contento.

repunck ofrece al que dijo...

una observación

Mario, en tu post ofreces casi todas las explicaciones: enano, pacheco, chimuelo, taxista, ppeerooo, ps si bien se puede inferir lo de suicida (y un poquito lo de homicida) porque manejaba de la chingada, eso es más bien en sentido poético, o metafórico, porque de seguro ese ser -¿macabro? ¿desafortunado?- no iba manejando con ganas de quitarse la vida, y dado que nos narras el episodio, tampoco se demostró asesino, u homicida. Tampoco hizo un comentario homofóbico (si eso quisiste decir en el título) cuando expresó en voz alta lo que dices que dijo, tal vez él creeía que ironizaba, y que tú no tenías sentido del humor...

¿Bajarse?, le hubieras pedido que mochara y que opinara sobre AMLO. Los taxistas suelen decir desde las cosas más sensatas hasta las más pintorescas. Depende del juicio de quien los interrogue, por supuesto.

Saludos.

Tony dijo...

No, pues no. Yo no he tenido experiencias tan religiosas como esa...

Abominable Mario Flores dijo...

Preferiría enfrentarme a toneles flatulentos, Malakatonche, que a enano pacheco chimuelo suicida homicida taxista.

N´ombre, Repunck, pa qué quieres que le preguntara del Pejelagarto. Capaz que con el monchis propio de la mota se le antojaba uno y le daba para Tabasco.

Corizandy dijo...

AH! pero ese tipo de folklore (sin connotación negativa) es bien entretenido.
Para safarse, no... no es fácil; yo he estado muerta de pánico y aún así no me bajo, es como cuando criticamos por qué una persona en medio de una calle ve acercarse un auto y no se mueve, se le queda viendo.

eliuk dijo...

Salud si!!

Pero bajarse??? y perderse de todo ese folklore que solo un taxista te puede ofrecer, definitvamente bajarte es difici, en una ocacion el taxista fue quien se bajo, y eso fue justo en donde yo me baje, el cuate queria seguir cotrorreando de su "movida", esta lo engañaba con otro taxista y queria mi opinion, gueyyyy solo soy un simple diseñador asalariado no psicologo!!!!!

Abominable Mario Flores dijo...

Es que a los diseñadores nos tratan muy mal, la mera verdà. Se sufre mucho.