21/04/2005

El problema no está en usted

Eso que sientes tú en estos momentos, en esta hora del día en la que visitas mi blog: esa sensación de fracaso, ese hastío absoluto hacia todo lo que abarcas con la vista, ese odio profundo hacia tu propia piel, cabeza, y pensamientos; esa derrota ante la vida que te cargas ahorita, esa espantosa sensación pastosa que tienes en tu boca...

...no estás solo, no eres tú. Este pinchi calor de mierda de perro muerto nos pone mal a todos.

15 comentarios:

Djnx dijo...

Que tal?
El año más caluroso en México, el mal humor va a inundar esta ciudad.

Abominable Mario Flores dijo...

Nos vamos a morir todos y nada más va a quedar un charquito para enterrar.

Paulina M. dijo...

Hay Mario, no seas tan quejumbroso, ni hace tanto calor.
Ni aguantan nada.

Abominable Mario Flores dijo...

Ja. Mabel, yo ando en tu blog!

Sí hace calor, y sí, nos hace falta una vida.

Anónimo dijo...

ayyyyyyy, pobrecito. quieres llorar sobre mi hombro? tal vez te refresquen tus propias lágrimas. yo estoy disfrutando el calor a todo dar, ah! como me encantaría estar en la playa! a falta de eso, me visto muy ligero, uso chanclas para andar en la calle... sí! y, uso mis lentesotes con causa justificada. quiero más! más calor!

lulu

Anónimo dijo...

(no es por nada, pero qué guapa está mabel...)

hola mabel!!

lulu

Alfredo Mora dijo...

ya, neta, me enojo eh¡¡¡¡ yo la vi primero, suelténla, tan bonita ella.

Alfredo Mora dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Mata dijo...

Ya entiendo porque es "Uno contra el mundo":

Uno contra el maldito calor
Uno contra los trámites burocráticos
Uno contra las leyes (ahora también tienes que verificar las motos)
Uno contra los exámenes de formulación de preguntas en ingles
Uno contra las opiniones de “a nadie le gusta como acomodaste la sala”
Uno contra. . .

Plaqueta dijo...

Desde que perdí los 15 kilos de arropante y térmica grasita que me cubrían (que hubieran estado muy bien en Finlandia, no aquí) amo el calorcito. Lo único malo es que no me puedo poner mi abrigo de animal muerto ni mi saco de bolitas. Pero ya habrá ocasión.

Malakatonche dijo...

Gracias a mis genes ribereños, el calor me la pela; pero si usté siente que el sudor le escurre por lugares invasivos, nada mejor que una baño a la militar (frío regaderazo) y/o unas paletas de hielo y/o su vasote de agua de piña colada.

En los lares popoteños, queda cerca el que está en Cuihtlahuac (atracito del FAMSA).

Anónimo dijo...

el café caliente en cualquiera de sus modalidades ayuda como no tienen idea a aclimatarse al calor. ya ni se siente. allguien tiene un remedio para el enfrentamiento involuntario a la verdad?

lulu

looking for a shoulder

es mi nombre Berenice dijo...

Bah, el calorcito está bien sabroso.

¡Vámonos a la playa we!

Abominable Mario Flores dijo...

Hace tiempo me planteaba la posibilidad de cambiarle el nombre al blog, a "Uno contra Lourdes". Pero pienso que sería una declaración un tanto fuerte.

Remedio para enfrentamiento involuntario a la verdad: Un par de huevos frescos, dos puños crispados, y un amargo trago de saliva, de esos de los que se atoran al pasar por la garganta.


Están todos locos: El calor nos va a matar a todos, y nadie va a quedar para extrañarnos. Salgamos a vivir en las montañas, andemos encuerados, antes de que sea demasiado tarde.

Paulina M. dijo...

¡Hola Lulu!

Pues yo sí prefiero el frío y la lluvia, pero el calorcito está bien rico, además en el D.F se nos acaba bien rápido el gusto de poder usar chancllitas y faldas.
No te apures al rato llueve.