18/03/2005

Uta. Ya se puso a hablar en tercera persona

Incurría en un sueño rico, romántico, rosado, con una chica de tantas que le gustan. Sabía que los detalles del sueño se le iban a olvidar cuando en la noche intentara escribirlo para subirlo a su experimento de extroversión, así que se olvidó de los detalles y se dedicó a disfrutarlo.
Pronto el sueño romántico devino en sueño erótico, softcore. Y no fue necesario mucho tiempo para que su sueño erótico acabase siendo reprochablemente pornográfico.
Sudorosamente pornográfico.
Impresionantemente pornográfico.
Muy pinchi pornográfico.
Pero despertó. Despertó por obra y gracia de una música furris y simplona, proveniente de un sintetizador. El tipo de obra musical que se escucha al conquistar un nivel o superar un reto peliagudo en el Nintendo de 16 bits. El tipo de pieza que se utiliza para amenizar los convivios y kermesses en el kinder de al lado, ese que está dirigido por educadoras con voces y expresiones idiomáticas de educadoras, que tienen un micrófono y no temen usarlo.
-A ver, les pedimos a los papacitos que por favor se quiten del camino del bailable de los chiquitos, porque con la pista ocupada no pueden bailar los chiquitos el baile de bienvenida a la Primavera....
Primavera....
Primavera...
Su sueño quedaba, de tal manera, explicado. La Primavera había regresado, decidida a terminar lo que había dejado inconcluso el año pasado.
Las hormonas estaban al mando, nuevamente. Y él sólo podía verlo ocurrir.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

una de las desventajas de vivir junto a una primaria. jaja, ahora que lo pienso, antes de conocerte, nunca me habían despertado las risas infantiles y chicharras.
pero la primavera, saludablemente influye en ti, las feromonas (o como sea que se escriban) flotan por doquier, y tú, tienes sueños pornos. que se te cumplan, un tal mario, y por tu bien, que sea pronto!

por mi parte, estoy esperando que me dejen en paz unos molestos fantasmas que viven - o existen, en mi cabeza, para dar lugar a unos saludables sueños eróticos. tal vez debería exorcisarlos. who you gonna call?

lulu

Abominable Mario Flores dijo...

Ghostbusters!

Dicen que son bien cachondos.

Sabina dijo...

Primavera ya nos enamoramos...y luego conejitos de pascua nos damos.

Cine Club Políticas dijo...

quiero confesar que mi madre es educadora en un jardín de niños y que bueno que no estoy presente cuando usa el microfono en una de esas tantas ceremonias.

Dicen que los psiquiátricos están llenos de maestras de jardín de niños