07/02/2005

Otro tal Mario

Primero mi crisis de identidad ante David Bisbal, y ahora esto.
La historia de cómo Mario Flores prima acabo en el bote se lee justo como una de mis chapuzas, pero como una que acabó muy, pero muy, muy mal.
Sólo un Mario Flores podría haber matado a la hija de la novia del policía que lo arrestó. A la mejor lo traemos en el nombre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

wow, que feliz conincidencia, esto es un chistedeDios. Caundo lo abrí pensé que era un condenado a muerte, bueno supongo que tiene sus consecuencias comer huevos enlatados.
Gala C.

Mata dijo...

Ohhhhhh