27/12/2004

Un comunicado desde los altos de Chiapas

Estoy en San Cristóbal de las Casas, ciudad de contrastes: Hace frío y hace calor, hay indígenas burlones y extranjeros asoleados, hay tazas de café muy ricas -con cuerpo y aroma- y hay tazas de café que son veladuras de agua de calcetín.

Ayer y antier bailé marimba, comí tamales de cosas que uno no se imaginaría metidas en tamales (¿le metería usted limones a un tamal?), vi simpáticos animalitos exóticos y vi personas viendo simpáticos animalitos exóticos -experiencia zoológica por partida doble. Además tomé el autobús turístico más indudablemente aburrido de toda la República Mexicana: Pobrecita Tuxtla Gutiérrez, NO tiene nada que presumir pero se le reconoce que lo intenta. Mira que se necesita cara dura para incluir en el recorrido al Cinépolis local ("coenta con 12 salas acondeceonadas para desfrutar de los mejores estrenos naceonales e internaceonales")

Pero el Cañón del Sumidero: No mames, no se vale tal belleza.

5 comentarios:

La aLe dijo...

mario gracias por estar conmigo en tan impactante tragedia, jajajaja! oye pus ahora no me dejes abajo y vamos a hacer planes juntos vacacionales y divertidos, post cambio de año como ves? cuando llegas? jajajaja que puedo haceeeer???


Hey? Cinèpolis incluido en el recorrido? no maaaa...
No no no, La Paz es chiquito! pero JAMAS, JAMÀS! caerìamos en tal bajeza.

La aLe dijo...

Y eso si, toma fotos de cañon y mìraaaalo bien, para que despuès no te pase como en Cànada y las cataratas del Niàgara, ahì andas cometiendo atropellos proxèmicos y estèticos.

Chickaenaprietos dijo...

Mis cines preferidos son los Cinépolis. Lástima que ese de Tuxtla sea tan nuevo, que si fuuera viejo le podrían inventar muertos, fantasmas y apariciones malignas. Tal vez este hecho encima de un cementerio (cliché de todos los lugares "interesantes")... ya de menos deberían ponerle un Marcos de cera.. ah no, se derrite por la calor verda?. No tiene solución.

Abominable Mario Flores dijo...

Psí, ni como hacerle, pobrecita Tuxtla Gutiérrez cuyo turismo depende del mono araña.

Voy regresando de San Juan Chamula, que está rebonito y lleno de color, pero que cuenta con una legión de niños chorreados que te piden dinero. ¡Agh, y de la peor manera! "Yo te doy regalo (una pulserita coyoacanera), tú dame regalo".
!Chamacos malvados que me ven cara de chairo!

(¿Por qué estoy entre niños chorreados y en internet al mismo tiempo? Es que la compu está en el lobby y es gratis el acceso)

-Nos vemos regresando, Alejandra. Ora sí, maratón de películas: todos invitados.

Malakatonche dijo...

Hay que entender que cuando uno viaja a Tuxlta Gutierrez, no va a disfrutar del glamour decadente del mismo,o de las complicadas delicadezas arquitectónicas de la urbe foránea, sino del simpático e inútil mono araña. Como a mi no me gusta tanto lo silvestre (pues mi ecosistema es el urbano), me limito a a ver a los mentados animalitos en el Discovery Channel, wey.

Es pura pinche envidia de la buena, Un tal Mario, busque sus tamales de chipili y degústelos con queso de paisana (si es que allá existe tal cosa), un saludo caluroso y no les haga el feo, pásele al Cinépolis-patrimonio-de-la-humanidad-gutierrezco, no sea que la fauna local le haga mala cara y terminemos el año con tamales rellenos de Mario.

Sob.