26/11/2004

Términos del usuario y condiciones

A ver, de una buena vez: Este blog lo hace alguien que no ha tomado clases de redacción, que tiene el humor de Héctor Suárez pero más críptico y que es un poquito melómano y exhibicionista. Sí, es visitado siempre por los mismos tres gatos. Sí, el blog es una frívola moda pasajera que sale en la sección de novedades tecnológicas de las revistas de actualidá. Sí, me indujeron mis amigos.
Y al que no le guste, que lo bloquee de su computadora, y hasta le puedo decir que lo voy a extrañar.

"Y si regresas, te matamos".

7 comentarios:

es mi nombre Berenice dijo...

Chale, ¿por qué tanta violencia? y ¿cuáles tres gatos? por lo menos somos tres gatas que te conocemos en persona y otros cinco más que no...

Anónimo dijo...

concuerdo con es mi nombre berenice. qué te pasa? te contagiaste del mismo espíritu violento que incitó a la turba? y hasta parece que ya se manifiesta lo esquizofrénico en ti: hablas solo. aparece un post de la nada, la NADA (historia sin fin). así que chill out bro, el mundo es vello
lulu

Malakatonche dijo...

Un tal Mario, mucho me temo que te ha agarrado la mano un Enedino.

Entra a mi blog, las respuestas están a tu alcance.


Valor, Un tal Mario, no estas solo.

Anónimo dijo...

ps yo no me definiría gato, más bien soy uno de los tres chícharos que comentan en tu blog, "allá cada y nunca", y es que particularmente el día de hoy siento un-no-sé-qué acerca de los gatos...será porque todavía siento las ñañaras que sentí ayer al...mm..gulp..(trago bolitas)...atropellar a un pobre inocente gato!!
sí, tengo mis manos (o mas bien mis llantas) tintas en sangre de inocente!! no hay justificación, solo que el gato en cuestión salió de la nada, perseguido por una jauría de perros malhadados, y quizás en fracciones de segundo el minino decidió morir entre mis llantas,antes que ser festín de diabólicos perros....o los chuchos cuereros, le pusieron un cuatro y lo acorralaron en medio de salvajes carcajadas( eso me lo imagino clarito) hasta que lograron que cruzara una calle y záz!! muriera atropellado....el caso es que gracias a ellos, pasé una noche de pesadillas, todavía sintiendo el retumbar del frágil cuerpecillo en mi automóvil....qué sensación tan extraña...en realidad no soy más que una vil asesina, aunque imprudencial, eso quizá sea un agravante menos......que tipo de lectores tienes, un tal Mario...tststststs...pero que por Dios!!que siga este blog, por los siglos de los siglos, amén..paty

sofía dijo...

cha, a mí se me hace que éste es de los posts que se ponen nomás para tantear a la audiencia. Como cuando yo dije: ¡ssshhhaaa, me voy de este mundo de la bloggeada PARA SIEMPRE!, pa que me dijeran: nooooo, por favor quédaaaate.... nadie lo dijo, así que igual decidí seguir escribiendo.


Jeje, yo te leo, pero no soy una gata eh, perra quizá, pero GATa, jamás. Para eso está la princesita esa.

Juju.

Arsenio dijo...

pos a mi me gustan tus magico aventuras gráficas, es un simple y sincero comentario.

Abominable Mario Flores dijo...

Ya, paren, me van a hacer llorar.
Escribí el post porque algunos -en la vida real y en el blog- andaban por ´ai jodiendo que si no sé qué y que no sé cuantos.
Y además, ni es agresivo. Nomás es advertente. Por eso hasta pongo condiciones y digo: "Y si regresas, te matamos", en lugar de un sumario "Te matamos".

El gato, qué malas noticias, Paty. Debe sentirse bien feo. Pero hiciste lo que pudiste, ¿no?
Una vez mi mamá, por no atropellar a un perro, dio un violento volantazo y casi mata a la familia y a peatonaje surtido. Por eso desde entonces me dice que me los lleve a los animalitos por delante, que sale mejor.

Digo, tampoco es para tanto, ¿verdad? Creo firmemente que tenemos que esquivar a los animales que nos salen al paso. Pobrecito gato. Que esté en un lugar mejor, sin perros broncudos ni llantas Goodyear.